Todos hemos escuchado alguna vez un relato de amor, una vieja leyenda llena de ilusiones y de emociones; textos de poca comprensión con historias irreales, cuentos poco probables y llenos de pasión.

Leyendas difíciles de creer, difíciles de sentir e imposibles de vivir -si lo ven así- yo nunca las creí, incluso las aborrecí, esos relatos sin fin, cursis hasta morir ¡eso no se puede sentir! – al menos eso creí-

Tiene un par de meses que comprendí ¿Por qué se les llama así? -Leyenda de amor- aludiendo a la ficción, sin embargo creo que lo entendí, leyenda ¡sí! porque no se puede creer, están llenas de magia, la mas poderosa… la magia del amor.

Hoy puedo decir que empece a sentir y orgulloso presumo lo que comencé a escribir; un extraño relato sin fin, con un raro contexto con lo que pensé nunca sentir.

Hoy escribo así, feliz; una leyenda rara como las que describí, una leyenda esta vez sin mentir… una leyenda de amor aun sin concluir.

Anuncios