Luego me dijeron que fuiste el 

Holocausto de mis ganas de vivir
Fue tan fuerte o tan rápido
Que siquiera comprendí cómo
Metafísicamente dejé de ser mortal
Y los vestigios de tu resaca ahora
Duermen en mi cajón de los conocimientos verdaderos
La receta religiosa contigo no funcionó
Y luego el mundo rodó a tus pies
Trepando hasta el vértice de la pirámide
Ese triángulo perfecto de musa inspiradora
Te desvaneciste en mi aire
Que ahora falta o me sobra
Depende, de día me falta
Pum! Y unísono de espacio estelar
Así planeo el comienzo de mi fin
Siempre que veo el fondo de la botella
Que aquello fue.
Anuncios