Dios, estoy aquí sentada pensando en aquellos ojos que ya no podré ver. 
En aquellos labios que ya no besaré y en aquel cuerpo que ya no tocaré. 
Es difícil aceptar la realidad pero como la palabra lo dice es REAL.

Ya nadie hará nada para cambiarla y solo me han de quedar, aquellos momentos en que te tuve y los que te he de esperar.

                                                                    Carly Mañán
Anuncios